Acumulador de Dólares. Contexto de utilización. Parte I

Acumulador de Dólares. Contexto de utilización. Parte I

La mayor parte de las personas nos forjamos una idea de las cosas tras una primera experiencia.

Eso es lo que les ha ocurrido a algunas empresas que, tras haber utilizado el producto de cobertura de divisas denominado “Acumulador” por primera vez, tuvieron unos resultados muy negativos para su estrategia.

En nuestra opinión, no hay productos especialmente mejores que otros, sino contextos adecuados para utilizarlos. Es algo así como…”un bañador es una prenda muy práctica para ir a la playa en Agosto, pero probablemente muy mala para ir a esquiar en Enero”

Los importadores que utilizaron Acumuladores de Dólares Import en el año 2017 terminaron por restructurarlos en varias ocasiones, doblando y triplicando el importe que realmente querían contratar inicialmente, para aun así obtener un strike muy malo para sus intereses. O quizás no fue malo del todo para sus intereses, pero de haberles salido bien las cosas podrían haber obtenido un strike mucho mejor para su empresa. La fuerte tendencia de apreciación que experimentó el Euro fue la culpable de esto.

Les ha ocurrido algo similar a los exportadores que contrataron Acumuladores de Dólares Export en 2018. En este caso el causante del mal resultado de la cobertura ha sido la fuerte apreciación del Dólar.

Pero en el 2018 también los importadores lo pasaron muy mal con sus Acumuladores de Dólares Import. En su caso lo que ocurrió fue que el producto se desactivo (knock out) en seguida, dejándoles expuestos y con la divisa totalmente en su contra.

Lo que parece quedar claro, por lo tanto, es que el producto de cobertura Acumulador de Dólares funciona muy mal en momentos tendenciales de la divisa.

Es imprescindible para que funcionen como una buena cobertura poder interpretar correctamente el contexto del mercado (tendencia, rango de movimientos y timing)

2019-06-02T17:04:55+00:0002,06,19|Gestión del riesgo|