Divisas: la guía definitiva

Divisas: la guía definitiva

Qué son las divisas

El término divisa hace referencia a las monedas que se utilizan en un país o región distinta al de su lugar de origen o unión monetaria. Cuando hablamos de divisas hablamos de monedas extranjeras, es decir, aquellas monedas oficiales que son diferentes a la moneda propia de un país o región en cuestión. La moneda oficial de un país o una región, la moneda local, es la moneda de referencia en ese país o región. Mientras que se considera divisas a todas aquellas monedas que son diferentes de las del país de origen. Se trata de monedas extranjeras que provienen de otros países o regiones.

Para qué sirven las divisas

Las divisas se intercambian en lo que se conoce como mercados de divisas, donde se realizan transacciones de compra y venta de divisas. El precio de las divisas fluctúa o cambia de valor respecto al de otras divisas según el interés que se tenga en esa moneda en un momento dado. El interés o desinterés por una moneda en concreto hace que esta se aprecie o deprecie en el mercado de divisas. Es decir, el volumen de compra y venta de una divisa en el mercado de divisas determina su valor con respecto a otra divisa.

En la actualidad vivimos en un mundo más globalizado que nunca en el que conviven un gran número países que tienen sistemas monetarios diferentes. Las transacciones internacionales están a la orden del día por lo que es habitual que las empresas operen con diversas divisas para poder establecer relaciones comerciales con empresas de otros países o uniones monetarias. Por ejemplo, una empresa española que comercializa con Estados Unidos o tiene inversiones en Reino Unido necesita adquirir tanto dólares estadounidenses como libras esterlinas para poder realizar transacciones con esos países. El precio al que la empresa española adquiera esas divisas vendrá determinado por el interés que esa divisa despierte en ese momento en el mercado de divisas.

Mercado de divisas

El mercado de divisas, también conocido como Forex o FX (Foreign Exchange), es un mercado mundial y descentralizado en el que se opera con divisas, es decir, se realizan transacciones de compra y venta de divisas. El mercado de divisas facilita el flujo monetario derivado del comercio internacional.

Tipos de mercados de divisas

Se puede decir que existen dos tipos de mercados de divisas atendiendo a la disponibilidad de la divisa objeto de la transacción. Cuando la disponibilidad de la divisa para la transacción es inmediata se dice que es al contado o spot. Por el contrario, cuando la disponibilidad de la divisa objeto de transacción no es inmediata se dice que es a plazo o forward. Para que la disponibilidad sea considerada inmediata ha de darse en un plazo máximo de dos días. Si la disponibilidad supera los dos días pasará a considerarse a plazo.

Características del mercado de divisas

  • Liquidez del mercado: Se dice que el mercado de divisas es el más líquido del mundo porque se realizan operaciones de manera constante. Cuando los principales mercados están abiertos es cuando se produce mayor liquidez porque en ellos participa una gran cantidad de agentes que operan sobre las divisas más negociadas.
  • Abierto las 24 horas del día: El mercado Forex está abierto las 24 horas del día, a excepción del fin de semana, por lo que permite operar a cualquier hora del día.
  • Accesibilidad: El mercado de divisas es un mercado mundial y descentralizado. No se trata de un mercado físico sino digital. En él se pueden llevar a cabo transacciones a través de Internet, haciendo de este mercado uno más fácil y accesible.
  • Transparencia: Es poco probable que se den manipulaciones por parte de algún agente debido a las negociaciones de grandes volúmenes de capital, por lo que se trata de un mercado tremendamente transparente.
  • Posibilidad de apalancamiento: El mercado Forex permite obtener préstamos de dinero que pueden favorecer mayores beneficios o pérdidas, según la operación.
  • Relación de divisas: Cada divisa está ligada a su país de origen y, por lo tanto, a sus políticas. Es importante tener este factor en cuenta a la hora de elegir un par para operar.
  • Bajo coste: Las operaciones que se producen en el mercado de divisas no suponen grandes comisiones ni gastos ya que los costes de transacción en el mercado Forex son mucho más bajos que los que se dan en las negociaciones de otros activos como pueden ser las acciones, por ejemplo.

Tipos de cambio

El valor que una divisa tiene con respecto a otra es lo que se conoce como tipo de cambio o tasa de cambio. La tasa de cambio permite saber cuántas monedas de una divisa son necesarias para obtener una unidad de otra divisa. Por ejemplo, cuántos dólares son necesarios para obtener un euro. Existen distintos tipos de cambio entre divisas que pueden variar de acuerdo a diferentes variables económicas como pueden ser la inflación, el crecimiento económico, etc.

Códigos de divisa

Los códigos de divisa son una manera abreviada de referirse a cada divisa. Cada una de las divisas que existen tiene asignado un código alfabético compuesto por tres letras y un código numérico compuesto por tres cifras. Estos códigos de divisa, formalmente conocidos como estándar internacional ISO 4217, fueron creados por la ISO (Organización Internacional de Normalización) para eliminar las confusiones a causa de algunos nombres de divisas que son utilizadas en muchos países pero que tienen tipos de cambio muy distintos.

En el caso del código alfabético, las dos primeras letras del código equivalen al código del país de la divisa según el estándar ISO 3166. La tercera letra que compone el código alfabético es, habitualmente, la inicial de la propia divisa en sí. Por ejemplo en el código USD, el código alfabético para el Dólar estadounidense, las letras “U” y “S” hacen referencia a United States y la “D” a Dollar.

Al igual que existen códigos numéricos de tres cifras asignados a cada país según el estándar ISO 3166 también hay códigos de tres cifras para cada divisa. Este código numérico es útil en tanto que existen países en los que no se utilizan los caracteres latinos.

De acuerdo al estándar internacional ISO 4217 cada moneda tiene un código alfabético de tres letras y un código numérico de 3 dígitos para referirse a ella. Por ejemplo USD (840) para el dólar estadounidense, EUR (978) para el euro, GBP (826) para la libra esterlina, JPY (392) para el yen japonés, etc.

Operaciones de divisas

Las operaciones de divisas son transacciones de compra y venta de divisas. Es importante tener en cuenta que en las operaciones de divisas los precios se denominan en pares porque se trata de transacciones en las que se compran unas divisas y se venden otras. USD/EUR o GBP/USD serían ejemplos de pares de divisas.

La primera divisa que se indica en el par es la divisa principal, también conocida como divisa base. Por su parte, a la segunda divisa que se indica en el par se le llama divisa cotizada o divisa contraria. En el caso del par USD/EUR, USD sería la divisa principal o divisa base, mientras que EUR sería la divisa cotizada o divisa contraria.

Los principales pares de divisas con los que se opera en el mercado de divisas son:

– EUR/USD: euro y dólar estadounidense
– USD/JPY: dólar estadounidense y yen japonés
– GBP/USD: libra esterlina y dólar estadounidense
– USD/CAD: dólar estadounidense y dólar canadiense
– AUD/USD: dólar australiano y dólar estadounidense
– USD/CHF: dólar estadounidense y franco suizo
– EUR/JPY: euro y yen japonés

Otro de los factores más importantes al hablar de operaciones de divisas es que se miden en puntos base, también conocidos como pip (Porcentaje en Punto o Punto de Interés por un Precio). Habitualmente, los pares de divisas se cotizan con cuatro decimales, siendo el cuarto decimal el equivalente a un punto base. Por ejemplo, si se produce un movimiento de EUR/USD 1,1185 a EUR/USD 1,1184 se estaría produciendo una caída de 1 punto base o de 1 pip técnico. Esto significaría que el USD se habría desplazado 1 punto base frente al euro. Gracias a los puntos base se pueden indicar cambios porcentuales de manera más sencilla.

En la cotización de las divisas siempre se incluyen dos precios: el precio de venta, también conocido como bid; y el precio de compra, al que también se llama offer. A la diferencia entre estos dos precios se le conoce como spread.

Bid es el precio al que se vende una unidad de la divisa base o divisa principal. Mientras que Offer hace referencia al precio que se paga por la compra de una unidad de la divisa principal. Spread es, por lo tanto, la diferencia entre estos dos precios.

Tipos de divisas

  • Divisa convertible: Las divisas convertibles son aquellas que pueden ser intercambiadas de manera libre por otras divisas. Es decir, no están sujetas a ningún tipo de restricción de control de cambios.
  • Divisa no convertible: Las divisas no convertibles son divisas que habitualmente no son aceptadas en el mercado internacional.
  • Divisa bilateral: Las divisas bilaterales suelen ser utilizadas para liquidar operaciones por países que han suscrito convenios bilaterales.
  • Divisa exótica: Las divisas exóticas son divisas que no tienen un amplio mercado internacional.
  • Divisa fuerte: Se llama divisa fuerte a aquella que mantiene una cierta estabilidad cambiaria. Las divisas fuertes suelen corresponder a países con baja inflación. Se dice que una divisa fuerte suele responder a una economía fuerte.
2019-06-14T11:45:51+00:0001,04,19|Sin categoría|