Tipos de cambio de divisas

Tipos de cambio de divisas

Qué es el tipo de cambio de divisas

El tipo de cambio de divisas, también conocido como tasa de cambio, es la relación existente entre el valor real de una divisa con respecto a otra. Dicho de otro modo, el tipo de cambio de divisas indica cuántas monedas de una divisa son necesarias para obtener una unidad de otra divisa. Por ejemplo, 1 euro equivale a 1,1133 dólares estadounidenses.

El tipo de cambio de divisas va variando en función de la oferta y la demanda de las divisas en cada momento. El tipo de cambio de divisas dependerá, por lo tanto, del mercado de divisas. Aunque en algunos regímenes o sistemas de tipo de cambio el banco central de un país puede tomar partido en el mercado e intervenir de manera directa o indirecta para implantar una tasa de cambio que favorezca a su economía.

Al hablar de tipo de cambio entran en juego dos divisas: la divisa base y la divisa contraria, también conocida como divisa de cotización. La divisa de base es la que se indica primero en el tipo de cambio. La divisa contraria es la que se indica en segundo lugar. Si tomamos como ejemplo el tipo de cambio EUR/USD = 1, 1,1133 el euro sería la divisa de base y el dólar estadounidense la divisa contraria o divisa de cotización.

En este caso y siguiendo con el mismo ejemplo nos encontraríamos que 1 euro equivaldría a 1,1133 dólares estadounidenses. Es decir, que por un 1 euro nos darían a cambio 1,1133 dólares estadounidenses. La relación también se puede hacer a la inversa, por 1 dólar estadounidense recibiríamos a cambio 0,8982 euros.

El conversor de divisas es la herramienta necesaria para poder calcular el tipo de cambio. Gracias al conversor de divisas se puede conocer el valor de una divisa con respecto a otra. Por otro lado, el FOREX o FX (Foreing Exchange) es como se conoce al mercado de divisas donde se negocia el tipo de cambio. Es en el Forex donde se llevan a cabo las transacciones de compra y venta de divisas que establecen el tipo de cambio en cada momento.

Tipos de cambio de divisas

De acuerdo a los bancos centrales podemos diferenciar entre tipos de cambio fijos y tipos de cambio flotantes, en función de si interviene el banco central de un país o no para establecer su precio.

Tipo de cambio fijo

Hablamos de tipo de cambio fijo cuando el banco central de un país establece el valor de su moneda nacional con respecto a la divisa de otro país. Dependiendo de si la intervención del banco central del país es más estricta o más flexible se puede diferenciar entre varios regímenes cambiarios.

  • Régimen de convertibilidad o caja de conversión: el régimen de convertibilidad o caja de conversión es el régimen cambiario más estricto dentro del tipo de cambio fijo. Se trata de un sistema cambiario en el que la moneda nacional de un país está totalmente respaldada por una divisa más fuerte y con libre convertibilidad de esta moneda a tipo fijo.
  • Régimen convencional de tipo fijo: en el régimen convencional de tipo fijo el banco central de un país establece el valor de su moneda con márgenes de +/- 1% sobre una divisa o canasta o cesta de divisas. Para poner en práctica este sistema cambiario el banco central del país puede llevar a cabo tanto políticas directas de intervención, como por ejemplo comprar o vender dicha divisa, como políticas indirectas de intervención, como puede ser subir o bajar los tipos de interés.
  • Tipo de cambio dentro de bandas horizontales: en este sistema cambiario las fluctuaciones permitidas de la moneda son algo más flexibles que en el caso anterior, aunque siempre de +/-1% por lo menos con respecto a una tasa de cambio central. Este régimen cambiario también se denomina tipo de cambio con zona objetivo.
  • Tipo de cambio móvil: en el régimen de tipo de cambio móvil la moneda es sometida a ajustes de pequeña magnitud de forma periódica, a una tasa fija o como respuesta a algunos indicadores cuantitativos. Estos ajustes se pueden llevar a cabo de manera activa o pasiva.
  • Tipo de cambio con bandas móviles: se trata de un régimen cambiario similar al tipo de cambio con bandas horizontales, solo que el ancho de las bandas en este caso se va incrementando poco a poco.

Tipo de cambio flotante

En el tipo de cambio flotante la tasa de cambio depende de la oferta y la demanda que se de en cada momento en el mercado de divisas o FOREX. Al hablar de tipo de cambio flotante se puede diferenciar entre un cambio completamente libre y otro algo más sujeto a la intervención.

  • Flotación limpia o independiente: el término flotación limpia, también conocida como flotación independiente, hace referencia a la situación de las monedas cuyo tipo de cambio depende únicamente de las transacciones de compra y venta de divisas que se dan en el mercado. El banco central no interviene en ningún momento.
  • Flotación sucia o tipo de cambio flotante administrado: por flotación sucia se entiende la situación de las monedas cuyo tipo de cambio se obtiene en las transacciones de compra y venta de divisas en el mercado, pero donde el banco central interviene también comprando o vendiendo divisas para estabilizar la moneda y lograr sus objetivos económicos.

Tipo de cambio real y tipo de cambio nominal

La clasificación de tipos de cambio fijo y flotante no es la única que se puede hacer. Otra de las clasificaciones más habituales que se puede realizar para la tasa de cambio es diferenciar entre tipo de cambio real y tipo de cambio nominal.

  • Tipo de cambio real: el tipo de cambio real de una divisa se refiere al poder adquisitivo de esa misma divisa en función de los precios del país de otra divisa.
  • Tipo de cambio nominal: el tipo de cambio nominal hace referencia a la cotización oficial de un tipo de cambio en el mercado de divisas.
2019-06-14T11:45:07+00:0002,04,19|Sin categoría|